La conjura

Por Raúl Ernesto Jiménez | Médico cirujano | Docente Universitario | Ex Secretario de Salud Pública de la Ciudad de Córdoba | Conductor del programa radial «El Discreto Encanto de los Galenos».
domingo, 13 de septiembre de 2020 · 02:00

Naturalizar el daño, es el método elegido por la Triple Alianza mediática (La Nación, Clarín, Infobae) para que el calor del Averno sea cómodamente superado por un par de ojotas y un ventilador de pie.

Ejemplo uno

Adueñarse de tierras es un delito. A no ser que sea por la fuerza, que elimines veinte mil hombres y mujeres de los pueblos originarios y la hazaña aparezca vindicada en los billetes de cien. Pero si llegaste más de un siglo tarde a esta matanza, tendrás una segunda oportunidad. Eso sí, no es para cualquiera esta promoción. Tendrás que ser un Benneton, un Tompkins o un Lewis, en cuyo caso, a precio vil podrás adueñarte de más de un millón de hectáreas de la Patagonia y si además contás con una pizca de suerte, quién te dice, te llevas de premio un lago escondido. Ahora, si con cuatro chapas, dos cajones y una manta levantas una casilla, junto a tu esposa y los dos pibes con mocos, en un descampado de Guernica, eso es muy grave, está muy mal y vas preso. Novaresio y Morales Solá (El cadete distinguido por el genocida Bussi) repiten como una letanía que la toma de tierras atenta contra la propiedad privada, la Constitución y la república hasta que la imagen de los pibes con moco desaparece y en el infierno todo vuelva a la normalidad.

 

Federal y democrática

 

Ejemplo dos

A los números también se los puede maldecir.

Los conductores del monopolio golpista insisten indignados con la cuarentena más larga de la historia del universo, festejan el mito falaz de la curva amesetada en CABA y declaman que Argentina ya ocupa el décimo lugar en número de infectados. En realidad por millón de habitantes el lugar de nuestro país es el veinticinco y si el cálculo es de fallecidos por millón de habitantes el lugar en la grilla es el treinta. Índice mejor que el de Suiza para no ir más lejos. Cuando el virus acaricia los pulmones de los sicarios mediáticos menos afortunados, que son los mismos que alentaron las marchas contra la infectadura, el barbijo, y las vacunas, en general y la yegua en particular, se justifican con una retórica tan lúcida como la de los seguidores del Dipy Martinez.

La conjura nunca fue inocente.

 

Ejemplo tres

Mario Pereyra le dice pobrecito a Pinochet y reclama que estamos viviendo en una dictadura.

“Petete” Martinez trata de “deplorable” al presidente Fernández porque dijo que cuando termine la pandemia habrá un banderazo de las personas de bien a la que seguramente no irá. Wiñasky habla de la “bendita policía”. La misma que hoy aplaude el móvil de TN, protesta por la domiciliaria de Lázaro Báez y pide mejorar su sueldo pero que aguantó con estoicismo y sin decir ni “mu” la quita del treinta por ciento de su salario por parte de Heidy Vidal.

Viale “Chico” defiende la propiedad privada pero justifica con indisimulada devoción que no dejen ingresar a Báez a la suya. El hijo de Mauro debería fatigar archivos y descubrir su propio silencio ante la presencia, en el Country Ayres del Pilar, de Mateo Corvo Dolcet, procesado por lavado de la fortuna de un narco colombiano junto a la viuda de Pablo Escobar. Pero como no es Kirchnerista, no pasa nada. En fin.

Esta semana quedó más que claro. Están ellos, los defensores del privilegio y sus cómplices. Y estamos nosotros que, orgullosos, somos todo lo que ellos no quieren que seamos.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

POLOS PRODUCTORES, PRECIOS EN PUERTA y COMUNA DIVIDIDA - 7x7 24 de enero - Sumario Noticias